Noticia

Volver

Medios & Corporaciones 09-09-2017

Por Andrés Llinares: Las dos vidas de Roberto Noble, el hombre que fundó Clarín

Por Andrés Llinares: Las dos vidas de Roberto Noble, el hombre que fundó Clarín

Nadie se lo pregunta. Sólo se habla del Grupo Clarín, o de Clarín a secas, como si se hablara de un sujeto cuerpo y alma que nació en 1945. Pero en realidad, el Grupo Clarín es una empresa, un holding, un oligopolio, y las empresas toman la dirección y se adhieren a los valores que sus propietarios ordenan. Nadie habla de Roberto Noble, del "método Noble", un político del fraude y la "Década Infame" devenido en agricultor para ascender económicamente como propietario de un diario y operador político del desarrollismo. El método sigue vigente en manos de uno de los tríos más poderosos del país: Héctor Magnetto, José Antonio Aranda y Lucio Rafael Pagliaro.

 

Hay un mito que dice que Roberto Noble se introdujo en la vida política argentina luchando por la Reforma Universitaria aprobada finalmente en 1918. O sea, del lado de una causa democrática, lo que humaniza el origen de su participación cívica.

 

Pero, lo lamento, el mito es falso. Noble había nacido en la ciudad de La Plata en 1902. Así que cuando tenía 16 años, Hipólito Yrigoyen conducía la Nación, el fraude había terminado, la reforma ya estaba aprobada. Ahora bien, supongamos que el mito es cierto. Entonces Noble era un adolescente en los bordes de la política y no un líder de masas. 
 

Pero, sea cierto o no el mito, cosa que realmente no es importante determinar, lo que se puede afirmar es que Noble terminó muy alejado de los ideales de los reformistas  del ´18.  Ya lo vamos a ver. 

 

Entre 1922 y 1927, Noble ya no tiene 16. Va de los 20 a los 25 años. En ese lapso, escribe para La Nación, es miembro fundador del periódico del Partido Socialista "Crítica Social", se recibe de abogado, empieza a ejercer la profesión y se convierte en militante de la Juventud del Partido Socialista Independiente (PSI) que lideran Antonio de Tomaso y Federico Pinedo (hijo del ex intendente de la Ciudad de Buenos Aires designado por Luis Saenz Peña, Ministro de Justicia del Presidente Figueroa Alcorta y dos veces diputado nacional). Vayan tomando nota.

 

Ese año, el `27, el Partido Socialista que conducen Juan B. Justo y Nicolás Repetto decide expulsar a Tomaso Pinedo. ¿Por que los echan? Por sus relaciones, vínculos y alianzas con los conservadores antiyrigoyenistas. De Tomaso sigue adelante, rearma su espacio político, funda el periódico Libertad, y le da la dirección al joven Roberto Noble (y luego pasará al diario "Concordancia" que ya verán de qué trató).

 

Gobierna el país el dandy Marcelo T. de Alvear, un radical agropecuario que sienta a la Sociedad Rural en el gabinete. La oligarquía está conforme. Los conservadores no tienen problemas con Alvear. El que los tiene es Yrigoyen que reacciona y se prepara para volver al poder. Es preferible que se parta pero que no se doble. 

 

De Tomaso y Pinedo odian a Yrigoyen, a las masas, al populacho, al Comité. Antes que eso prefieren el fraude, la alternativa ilegal que encontraron los conservadores para imponer el voto calificado. Y no les importa con quien aliarse para evitar que Yrigoyen llegue por segunda vez a la Presidencia de la Nación. 
 

Ahí está Noble, en la Juventud del PSI de De Tomaso y Pinedo. No los une casi un programa sino el espanto. ¿Cómo es posible que el militante de la Reforma Universitaria del ´18, nueve años después, odie al caudillo radical? De nuevo: ¿militó junto a los reformistas? No hay documentos. Tampoco tiene importancia. Lo segundo sí podemos afirmarlo. Sigamos.
 

En 1928 el PSI debuta en las elecciones presidencias y le va mal, muy mal. Gana Yrigoyen y asciende por segunda vez a la Presidencia de la Nación. Pero dos años después, el PSI vuelve a presentarse en las elecciones legislativas de la Capital Federal y le gana a una UCR dividida entre personalistas y antipersonalistas y al Partido Socialista. 
 

Así que en 1930 Noble es elegido diputado nacional por primera vez a los 28 años.

 

Pero no le interesa la dieta. Tiene su propio trabajo, el de abogado y periodista. Así que cuando los antipersonalistas, los conservadores y los socialistas "independientes" se enteran de que habrá un golpe, no sólo no asumen la defensa del gobierno constitucional, sino que apoyan al "partido militar". 
 

Y así fue que el 6 de septiembre de 1930 José Félix Uriburu inaugura el ciclo de Golpes de Estado derrocando a Yrigoyen
 

Uriburu quería ordenar el país. Pero no lo logra. Tiene presiones, y fuertes. Lo observan la oligarquía, los terratenientes, los dueños del puerto, los conservadores, los radicales antipersonalistas.

 

¿De qué lo quiere ordenar? Del yrigoyenismo. El problema era Yrigoyen Yrigoyen ya no está, ¿qué más? Así que Uriburu en mayo de 1931 (a menos de un año del golpe) llama a alecciones y reaparecen De TomasoPinedo Noble.
 

Los militares quieren entregarle el mando a un militar, los antipersonalistas a un antipersonalista. Difícil. Uriburu intenta trazar las reglas. Le da su apoyo, primero a Alvear, pero no habían pasado seis años desde su último gobierno y es proscripto. Así que finalmente arregla con el general de división (r) Agustín P. Justo, un radical antipersonalista que había sido Ministro de Guerra de Alvear, que tiene detrás a la Concordancia (germen de lo que será la Unión Democrática de 1946). 
 

¿Quiénes integran la Concordancia? ¿Adivinen? La UCR Antipersonalista (antiyrigoyenistas), el Partido Demócrata Nacional o Conservador y, sí, el Partido Socialista Independiente de De TomasoPinedo Noble.

 

Juan B. Justo los había echado con justa razón en 1927. 
 

Las elecciones son el 8 de noviembre de 1931 y son fraudulentas, obvio. Triunfa la fórmula del general antipersonalista Agustín P. Justo y del hijo de la masacre del desierto, Julio Argentino Roca (h), del Partido Conservador, con 237 electores contra 122 de la fórmula Lisandro de la Torre Nicolás Repetto.
 

El 20 de febrero de 1932 asumen Justo Roca. Y no le va mal al trío "socialista". De Tomaso jura como Ministro de Agricultura, cargo que ocupará entre 1931 y 1933 y poco después, Alberto Hueyo será reemplazado por Federico Pinedo al frente del Ministerio de Hacienda (hoy sería el de Economía).

 

En 1932 hay elecciones legislativas y dos hombres que serán fundamentales para los próximos años de la Provincia de Buenos Aires ganan una banca. Uno es Manuel Fresco y el otro es Roberto Noble 
 

Fresco se había recibido de médico en 1914. Luego se radica justo en Avellaneda. En ese distrito pegado a la Capital Federal conoce al duro caudillo conservador de la provincia, Alberto Barceló, y entablan una excelente relación.

 

Años más tarde, Fresco es contratado como médico "laboralista" por el Ferrocarril Oeste del Gran Buenos Aires, ¿propiedad de quién?, de los ingleses, claro. Fraude, conservadores e ingleses van de la mano. Ya verán.

 

Entonces Fresco se muda a la ciudad de Haedo por cuestiones laborales, a los talleres del Ferrocarril del Oeste.

 

Es un hombre conocido dentro de sus propias filas polítcias y también por la oposición.

 

Fue diputado provincial por el Partido Conservador en 1919, 1922 y 1928. Para 1930, cuando se produce el golpe de Uriburu, Fresco se había hecho conocido por la región.

 

Así que es designado Comisionado del Partido de Morón por el general golpista UriburuFresco será quien le cambiará el nombre al distrito por el vergonzoso "6 de Septiembre" en "honor" al día en que derrocaron a Yrigoyen.

 

Y será el primer intendente peronista, César Albistur Villegas, el que hará que Morón recupere su histórico nombre. 
 

Para cuando Justo Roca gobiernan el país, en 1932, hay elecciones legislativas. Y el conservador entonces Fresco es elegido diputado nacional. Y también el socialista independiente Noble
 

La suerte de Fresco es mayor. Después de todo pertenece al riñón político conformado por los militares, las corporaciones inglesas, los conservadores y los antipersonalistas. Lo nombran Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. Luego Noble jura. Ambos comparten el mismo vecindario burocrático, el Parlamento. Uno es conservador, el otro socialista independiente. Tendrían que llevarse mal. Las posiciones políticas son muy diferentes. Ahora, cuando ambos asumen, ¿se conocen? No lo sabemos. ¿Van a entablar una relación? Tampoco lo sabemos. Pero avancemos para lleguen las respuestas.
 

Para entonces, Europa y Estados Unidos aún atraviesan la "Crisis del `30". La exportación de ganado y granos argentinos baja y entonces el gobierno de Justo Roca encuentra como única salida el ajuste de las cuentas públicas resintiendo la asistencia social. Es un gobierno de ajuste.

 

Pero los Socialistas Independientes De TomasoPinedo Noble se sienten cómodos en el gobierno. A su vez, el vicepresidente Roca va de vendedor de carnes a Inglaterra y vuelve satisfecho, satisfecho de haber vendido la soberanía. Trae bajo el brazo el Pacto Roca-Runciman

 

El pacto, que recién se firmará paradójicamente el 1º de mayo de 1933, es virreinal. Inglaterra se comprometía a continuar comprando carnes argentinas siempre y cuando el precio fuera menor a los que exigían las ex colonias sajonas reunidas en la Commonwealth: Canadá, Australia y Sudáfrica.

 

A su vez, Argentina debía anular los impuestos de importación a los productos ingleses, prohibir la apertura de frigoríficos nacionales, crear el Banco Central de la República para emitir billetes y regular tasas de interés bajo la conducción de un directorio hegemonizado por funcionarios del Imperio Británico y finalmente, adjudicarle al país europeo el monopolio del transporte de carga. 
 

El país se funde, Justo Roca aumentan el ajuste. La gente tiene hambre, pero los estancieros podrán vender su ganado y comprar artículos finos hechos en Europa. De esta gestión de gobierno son parte De TomasoPinedo Noble. Todos hacen bien la tarea.
 

El pacto es cuestionado, pero los conservadores y el PSI salen a defenderlo.
 

Pinedo va al Congreso para explicar exaltado los beneficios del acuerdo luego de las acusaciones de Lisandro de la Torre (con quien inclusive se reta a duelo y falla y De la Torre le perdona la vida).

 

Noble apoya a su compañero Pinedo, apoya el pacto, como lo hacen decenas de diputados conservadores.

 

Finalmente se aprueba a través de la Ley 11.693 con las manos levantadas de decenas de legisladores entre las que están las de Fresco Noble
 

Cinco años más tarde, y en comicios fraudulentos, claro, después de todo hablamos de la "Década Infame", Manuel Fresco es elegido como gobernador de la Provincia de Buenos Aires bajo el slogan "No pasarán". ¿Quiénes? Los ingleses. No, los radicales. ¿Y a quién llama para integrar el gabinete? A Noble que asume como Ministro de Gobierno, un cargo relevante ya que se encarga, entre otras cosas, de "fiscalizar" las elecciones. 
 

Fresco se considera un hombre de masas pero, contradictoriamente, no está a favor del voto universal, una falacia de los radicales de la que resultan electos gobiernos contrarios a los intereses de la patria. 
 

Utiliza los ferrocarriles ingleses para movilizar gente, suma al gabinete como Ministro de Obras Públicas al ingeniero agrónomo José María Bustillo, hermano de Alejandro, el famoso arquitecto, que en una "licitación" gana el concurso para construir el Casino y el Hotel Provincial de Mar del Plata
 

Fresco es corporativo. No le gusta la República, los tres poderes y menos las cámaras aunque él las integró. Prefiere un gobierno de ilustres, de élites. En los discursos habla de los movimientos políticos que están sacando a Europa de la crisis, sobre todo en Alemania e Italia, en donde gobiernan Adolf Hitler y Benito Mussolini
 

Junto a su amigo Noble, Ministro de Gobierno, (amistad fundada frente a la defensa del Roca-Runciman), declara ilegal el Partido Comunista y comienza a perseguir a los rojos en territorio bonaerense. De Tomaso y Pinedo no tienen nada que opinar. Tampoco Noble
 

Poco después asocia su gobierno a la Iglesia Católica. Estado y religión en un mismo hecho. Y adhiere, dice, a la encíclica Rerum Novarum por lo cual promueve la construcción de viviendas económicas para los obreros y pretende forzar a los empresarios a pagar mejores salarios y un salario familiar. No lo logra, claro. No llegó a gobernador por el pueblo sino por el fraude. No tiene respaldo popular y los sectores dominantes pretenden que exprese sus intereses: el lucro.

 

Sólo lo sigue un ala del Partido Demócrata Conservador y algunos de los pocos dirigentes del PSI que había en la Provincia de Buenos Aires.
 

Noble a su vez crece con su estudio de abogados en la Ciudad de Buenos Aires. Se especializa en derecho aduanero, o sea, en cómo entrar o sacar mercaderías del país. ¿Qué otra cosa podía hacer? Tiene contactos, relaciones, fue diputado, es ministro bonaerense. 
 

Pero en 1939 cae la noche sobre Noble. No es Fresco, un conservador de pistolas llevar, un admirador de los procesos políticos totalitarios de Europa, un hombre que llegó a gobernar gracias al fraude y la violencia, el que lo aleja del gobierno. Noble es forzado a renunciar en 1939 por el nuevo presidente Roberto Ortíz.

 

Lo acusa del manejo de fondos públicos poco claros. También de la falta de responsabilidad en alterar las urnas de manera escandalosa en la provincia. 
 

O sea, los violentos conservadores, los hombres del fraude y la corrupción, lo echan a Noble por haberlos superado. Todo un récord, digo, superar a los conservadores en el desmanejo de los fondos públicos y la adulteración de elecciones. Pero Noble sabe que nació para eso. Para superar a los demás. 
Su prestigio decae, pierde relaciones, Fresco "le suelta la mano" y se autoexilia en el interior de la Provincia de Buenos Aires. 

 

Compra un campo de 3000 hectáreas cerca de, otra paradoja, la Estación Facundo Quiroga del ferrocarril, en el partido de 9 de Julio.

 

Explota el campo durante tres años pero no le rinde lo suficiente. Le había ido muy bien como político, como abogado especializado en exportaciones e importaciones, pero cuando se puso a producir, fracasó. Lo intenta durante tres años. De 1939 a 1942 hasta que finalmente se rinde y vuelve a la Ciudad de Buenos Aires. 
 

Este es el hombre que funda el Diario Clarín. El que odiaba a Hipólito Yrigoyen, el que apoyó el golpe de José Félix Uriburu, el que se suma al Partido Socialista Independiente para enfrentar a Juan B. Justo y Repetto, el que es diputado dos veces mediante elecciones confusas, el que apoya el Pacto Roca-Runciman, el que se hace amigo del violento Fresco, el que respalda la prohibición de la actividad del Partido Comunista en territorio bonaerense, el que es "despedido" por pasarse de la raya como parte de un gobierno  de la "Década Infame" que ejercía el poder fuera de la ley.
 

De este hombre surgirá Clarín. ¿Qué esperar? Quiere llegar a la clase media. De nuevo: no le gusta el populacho. Y lo logra a los 43 años.

 

La primera edición aparece el 28 de agosto de 1945 con una tirada de 60.000 ejemplares que se imprime en los talleres del diario Crítica con el lema "Un toque de atención argentino a los problemas argentinos".

 

Aún faltan dos meses para el 17 de octubre y la entronización de Juan Domingo PerónNoble es innovador. Tiene experiencia en medios partidarios y también conoció de joven la redacción de La Nación
 

El diario es tabloide y no doble sábana como sus competidores Crítica La Nación que estaban destinados a los hombres de escritorios grandes y billeteras abultadas.

 

Noble quiere a los oficinistas, a los profesionales, a los empleados jerárquicos. Ese es su público. No quiere hablar de política. Tampoco puede. Lo echaron , primero, del Partido Socialista, y luego, del Gobierno de Fresco.

 

En la tapa pone grandes títulos deportivos y un copete. También notas de espectáculos. Las notas estarán en el interior. La primera página, la tapa, es sólo un índice de lo que uno podrá leer. Pero para leerlo hay que comprarlo, pagar. Ahí no hay notas de tapa como tenían La NaciónCrítica La Prensa. Nadie puede leer de parado frente al kiosco o el puesto callejero del canillita. 

 

A los porteños les gusta Clarín. El primer día agota su tirada. Noble mete más y más dibujos que luego serán fotos y gráficos. Y los títulos siempre encabezarán cada página, hecho poco usual en la época. El diario crece, se ramifica.

 

¿Cuál es el secreto? El precio de tapa, sí. Lo vende a la mitad del valor que sus competidores, pero también una fuerte, sólida y ágil cadena de distribución que comienza a armar lentamente. Noble sabe que para vender bien, primero tiene que llegar a cada rincón de la Capital Federal y, luego, del conurbano bonaerense. Y tiene que llegar antes que nadie, bien pero bien temprano. Y para ser masivo, relajar las noticias frente a los diarios y rígidos y tradicionales como La NaciónCrítica La Prensa.
 

¿Qué hace Noble, entre otras cosas, como abogado? Alienta y le da forma jurídica a lo que será la Sociedad de Distribuidores de Diarios, Revistas y Afines (SDDRA) para organizar y controlar la distribución.
 

Clarín, que nació seis meses antes del primer gobierno peronista, subsistió en primer lugar porque La Prensa se apropió de la crítica furiosa, de la expresión del antiperonismo explícito. Noble se ubicó rápidamente en un punto equidistante del Gobierno Nacional La Prensa, diario que finalmente fue expropiado y entregado a la CGT. 
 

El 22 de septiembre 1955, el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón es derrocado por la sublevación liberal que encabezó el general Eduardo Lonardi y proseguirá otro general, Pedro Eugenio Aramburu.
 

Aquel día, con el bombardeo realizado por aviones de la Marina sobre Plaza de Mayo, que le cuesta la vida a más de 300 niños, mujeres, hombres y ancianos indefensos, la sublevación inmediata de la Base de Artillería de Córdoba y la marcha de tropas hacia la ciudad de Buenos Aires, expulsan a Perón del sillón de Rivadavia.
 

El 23 de septiembre, Clarín, o sea, Noble, el socialista independiente, publica en tapa:"Cita de honor con la libertad. También para la República la noche ha quedado atrás", para luego agregar: "En medio del exultante júbilo ciudadano asume el nuevo presidente. Entusiasta y abanderada recibirá Buenos Aires al general Leonardi", que venía de Córdoba, provincia que el día del golpe había sido declarada Capital provisional de la República. (En  Blaustein y Zuvieta, "Decíamos ayer: La prensa argentina bajo el Proceso", pág. 48).
 

Una vez más, Noble, que ya había rechazado los movimientos populares al escindirse del socialismo y aliarse a los conservadores fraudulentos, violentos y corruptos, le da la bienvenida a la dictadura de Lonardi.

 

Inmediatamente después de que Aramburu reemplace a Lonardi se prohibirá cantar la marcha, exhibir la simbología partidaria e incluso pronunciar la palabra Perón.

 

También se secuestra y oculta el cadáver de Evita, se producen las matanzas de José León Suárez, el fusilamiento del General Juan José Valle y comienza la persecución de los dirigentes de la resistencia.
 

Pero para Clarín todo está en orden y reina la calma. Con el "país en paz", Noble se casa en 1958, a los 56 años con Marta María Guadalupe Zapata Timberlake,  de 22 años, en México, ya que la mujer había atravesado un matrimonio anterior con el norteamericano Carlos José Federico Stehlin. De ahí que el acto se realiza en el extranjero. Y ese mismo año la pareja tiene una hija, Guadalupe NobleLupita, que fue reconocida sin más por Roberto. Casamiento e hija todo en el mismo año luego de 56 años de soltería.
 

Pero la relación no dura mucho. Nueve años después, Noble Zapata Timberlake se divorcian de nuevo vía México, aunque el vínculo no tenía efecto legal en Argentina ya que era "inexistente" para el Estado Argentino.

 

En 1967 vuelve a casarse con quien fuera su secretaria privada desde 1946, Ernestina Laura Herrera. Noble tenía 65 años y Herrera, 42. 
 

Como matrimonio, duran dos años. Un cáncer mata a Noble, quien falleció el 12 de enero de 1969 en Córdoba dejándole el control del diario a la viuda. Recién en 1976, llegarán las adopciones de Felipe y Marcela. 
 

La escala del crecimiento del diario exhibe las preferencias de Clarín a la hora de trabar acuerdos y hacen honrar su origen y el "concepto Noble".

 

Los acuerdos tienen que ver con los beneficios. Clarín creció cuando el Estado Nacional anuló todos las instituciones de derecho y se convirtió en terrorista. Fue durante la dictadura genocida que se inició en 1976 y se prolongó hasta 1983. También, con el triunfo neoliberal que expresó Carlos Menem

 

Veamos. Durante la última dictadura adquiere junto a La Nación La Razón la empresa Papel Prensa que le asegurará uno de los dos insumos básicos para expandirse (el otro es la tinta).

 

Y a su vez, en 1982, la Junta Militar le autoriza la puesta en marcha de la agencia de noticias Diarios y Revistas (DyN), un punto que no fue revisado hasta ahora con precisión ya que en aquellos tiempos existía un Registro de Agencias, un excesivo control del material que enviaban al interior del país y la prohibición de transmitir información al extranjero.

 

No cualquiera tenía una agencia de noticias. Clarín pudo obtenerla meses antes de que la dictadura dejara el Gobierno.
 

Con la apertura democrática de 1983 y el ascenso de Raúl AlfonsínClarín se repliega. Quiere que se altere el Artículo 45 del Decreto Ley de Radiodifusión 22.285 de la dictadura que prohibía a los diarios ser propietarios de canales.

 

Alfonsín no cede y es castigado constantemente. Cae Alfonsín a causa, según dijo, de un "golpe económico". Pero nunca señaló a los responsables con nombre y apellido.

 

Asume Carlos Menem en 1989 y Clarín se incorpora al Tercer Proceso de Concentración y Trasnacionalización de los Medios Masivos

 

Ese mismo año, Menem elimina el Artículo 45 del Decreto/Ley 22.285 y al año siguiente Clarín adquiere Canal 13 Radio Mitre. Excelente alianza. Ya es un grupo mediático.

 

En 1991, compra parte de los derechos para transmitir el fútbol. En 1992 se queda con Multicanal y lo expande (luego comprará Cablevisión y fundará Direct TV).

 

En 1995 lanza Artear y comienza producir películas. Y en 1997 crea la empresa CIMECO junto a La Nación y adquieren La Voz del Interior (Córdoba) y Los Andes(Mendoza). 
 

Bajo la presidencia de Fernando De La Rúa (1999 - 2001), para no quedarse fuera de la carrera por el cable e internet y ante la fuerte competencia de grupos extranjeros como la española Telefónica y la fraco-italiana Telecom, el 1º de diciembre de 1999 el Grupo Clarín se convierte en sociedad anónima, emite acciones, cotiza en bolsa y le vende al fondo de inversiones Goldman Sachs el 18 % del paquete.

 

El resto quedará en manos de Herrera de Noble (Directora del Diario Clarín), Magnetto (Presidente del Grupo Clarín), Aranda (Vicepresidente del Grupo) y Pagliaro (Director del Grupo).
 

Cae De la Rúa el 20 de diciembre de 2001. Hay cinco presidentes en dos semanas y finalmente asume Eduardo Duhalde el Gobierno Nacional. Clarín tiene pasivos en dólares. Presiona y logra un acuerdo. El país está en llamas. Duhalde no llega por el voto popular. Necesita trabar alianzas. Sus palabras, "el que depositó en dólares, cobrará en dólares", se transformarán en la pesificación asimétrica.

 

La medida significó la pesificación de los depósitos bancarios en dólares a un valor de 1,40 por cada billete norteamericano. En cambio, los préstamos y créditos otorgados siguieron una tasa de cambio de 1 a 1. Ello fue lo que aumentó la deuda externa en unos 47.000 millones de dólares que pagó y paga todo habitante argentino.
 

Para entonces, Clarín debe montos considerables, pero no pueden cobrarle en dólares, le pueden cobrar en pesos y así reduce sus pasivos y sale adelante. A su vez, ese mismo año funda la empresa Ferias y Exposiciones, lanza Feriagro y por primera vez se revela como una empresa agromediática.

 

El Grupo sabe devolver favores. Cuando la policía reprime la protesta que las organizaciones sociales de desocupados realizan el 22 de junio de 2002 sobre el puente Pueyrredón, en Avellaneda, mata a los militantes sociales Maximiliano Kosteki Darío Santillán. Al otro día Clarín titula: "La Crisis causó dos nuevas muertes". Otro título vergonzoso. No fue la crisis. Estaba claro. Había sido la policía bonaerense. El comisario inspector Alfredo Franchiotti y el cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua. Y Félix VegaCarlos Quevedo Mario de la Fuente a cuatro años por encubrimiento.

 

El plan represivo del Gobierno Nacional para terminar con los conflictos sociales y los movimientos piqueteros había llegado a su límite. El Grupo Clarín quiso ocultarlo. Pero no pudo. Duhalde, ya sin poder ni credibilidad y desprestigiado adelanta las elecciones para el 16 de abril y el traspaso para el 25 de mayo. 
 

Gana Néstor Kirchner con el 22 % de los votos. Así que se sabe débil, sin una estructura partidaria fuerte que lo respalde, una representación política fragmentada y la economía destruida. Poco tiempo después renovará todas las licencias de radiodifusión de todos los grupos mediáticos nacionales y extranjeros que operaban en la Argentina y antes de dejar su mandato, firmará la fusión de Cablevisión con Multicanal en diciembre de 2007.
 

Pero el 10 de octubre de 2009, por segunda vez en la historia argentina, se aprueba en el Congreso una Ley de Radiodifusión, la 26.522 que limita lo oligopolios mediáticos.

 

El Grupo Clarín busca y encuentra jueces en todo el país que le brindan recursos de amparo. Hay dos artículos claves. El, paradójicamente, artículo 45 que permite sólo contar con 10 licencias de televisión o radio y 24 habilitaciones para distribución de cable. Y el artículo 161, que establece un año para desprenderse del exceso de licencias y habilitaciones. ¿Quién "banca" finalmente al Grupo Clarín? Un juez federal nombrado por la última dictadura militar, por la misma que le vendió Papel Prensa al Grupo Clarín a un precio vil, el Juez Edmundo Carbone, el mismo que prohibió en 1996 la exhibición en televisión de la película La Ultima Tentación de Cristo de Martin Scorsese a pedido de tres estudiantes de derecho de la UBA, Darío Facundo AriasFélix María Dufourq Esteban María Dufourq de la Agrupación Santo Tomás Moro vinculada al Partido Orden y Justicia del ultracatólico Cosme Beccar Varela, referente durante la dictadura de la entidad Familia, Tradición y Propiedad.
 

El lunes 13 de 1996 los estudiantes presentan el recurso de amparo para que la película no sea exhibida. El martes 14, Carbone lo acepta y ordena suspender la proyección basándose en el artículo segundo de la Constitución Nacional que establece que "el Gobierno federal sostiene el culto católico, apostólico, romano". Y además, porque "la proyección y difusión del filme de Martin Scorsese podría implicar una profanación a la fe católica".
 

Extrañamente, al día siguiente, el miércoles 15, Carbone se excusa de seguir adelante con la causa porque al no debatirse "cuestiones atenientes a la Ley de Radiodifusión" no puede actuar un juzgado federal.
 

De todos modos el daño está hecho. Tal como había sido anunciado por ISAT el jueves 22 de 1996 "La Ultima Tentación de Cristo" no se exhibe. Se trató de un acto de censura previa, prohibido por la Constitucional Nacional desde 1853. Pero a Carbone ni a los senadores nacionales, que no le hacen un jury de enjuiciamiento, les importa.
 

Este es el juez que le dio una cautelar al Grupo Clarín desde el Federal Civil y Comercial Nº 1 con asiento en la Ciudad de Buenos Aires para meses después jubilarse. 
 

La cautelar es por la inconstitucionalidad del artículo 161.

 

El Grupo Clarín llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Cuatro años pudo evitar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, dos más ganó intentando adaptarse, hasta que finalmente el cambio político de país, tiró por tierra la norma. 

 

Fue una de las tres primeras medidas del gobierno del Presidente Mauricio Macri tras reemplazar como jefe del Ejecutivo Nacional a Cristina Fernández de Kirchner.

 

Bibliografía: 1) El Ejército y la Política en Argentina - Tomos I y II - Robert Potash - Sudamericana. 2) Poder Militar y Sociedad Política en Argentina - Tomos I y II - Alain Rouquié - Emecé. 3) Sarobe, José María (1957). Memorias sobre la revolución del 6 de Septiembre de 1930. Buenos Aires - Gure. 4) Joaquín Coca - El Contubernio. Memorias de un diputado obrero - Ediciones La Campana (1981). 5) Ramón Columba - El Congreso que yo he visto - Editorial Ramón Columba (1948-1951). 6) Enrique Dickmann - Recuerdos de un militante socialista - La Vanguardia (1949). 7) Horacio Sanguinetti - Los socialistas independientes - CEAL (1987). 8) Fernando Santillán Fernando - Antonio de Tomaso, Diputado Socialista (1914-1926), tesis de Maestría, Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires, 2005.9) José María Rosa. Historia Argentina. Tomo 12. Editorial Oriente (1981). 10) Fanny  Margarita Ferrari de Capelle - Las ideas políticas de Manuel A. Fresco - (2001) En www.revistacriterio.com.ar. 11) Juan Carlos Vedoya - Argentina rica, con veda y sin plata. Pacto Roca-Runciman. Marlona (1974). 12) Fragmentos de Diario de la Argentina (1984) de Jorge Asís publicados en la web por Nicolás Tereschuk. 13) Antonio Cayro - El fraude patriótico - Historia Integral Argentina Vol. 7 (El sistema en crisis) - 1976. 14) Julio Ramos - Los cerrojos de la prensa - 1993 - Editorial Amfin. 15) Carlos Ulanovsky, Marta Merrin, Juan José Panno y Gabriela Tijman - Días de radio. Historia de la Radio Argentina - Calpe Argentina S.A. - 1995. 16) José Ignacio López - El hombre de Clarín - Vida Privada y Pública de Héctor Magnetto - Sudamericana (2012).


Mas información