Noticia

Volver

Provinciales 05-08-2017

Vidal le apuntó al juego: Anuló las concesiones de los casinos de Pinamar

Vidal le apuntó al juego: Anuló las concesiones de los casinos de Pinamar

En Lotería detectaron que el empresario prendía y apagaba sectores con tragamonedas.

 

María Eugenia Vidal decidió dar de baja la licitación de las dos licencias de casinos que gestionaba hasta ayer el empresario del juego Daniel Mautone. Una funciona en el Hotel del Bosque de Pinamar y la otra en Valeria del Mar.

 

El intendente de Pinamar, Martín Yeza, no emitió opinión hasta el momento. Y es que la medida lo afectará ya que las dos salas de juego aportaban a entidades de bien público.

 

Sin embargo, el intendente de Cambiemos tiene el cariño de la gobernadora Vidal. Ayer, en la radio local OZYeza junto a su primer candidato a concejal, Javier Pizzolito, confirmaron que en 18 meses firmaron convenios con la Gobernación por 1.000 millones de pesos para obras de infraestructura.

 

Ahora deberán estatizarse las dos salas de juego o llamar a una nueva licitación a cinco meses de la apertura de la temporada veraniega.

 

Dentro de los pliegos, se incluirá un Centro de Convenciones para hacer de Pinamar el eje de la Costa Atlántica.

 

Mautone sabe que choca con la gobernación de la Provincia de Buenos Aires.Vidal ya le había vetado el megabingo de Puenta La Noria.

 

El empresario creció desde un pequeño casino en  Victoria, Entre Ríos, en épocas que gobernada Jorge Busti hasta 2007. Pero vive en un piso de más de 1.000 metros cuadrados en Avenida Libertador y Coronel Díaz, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se mueve con su avión privado. 

 

El Instituto de Lotería y Casinos Bonaerense, a cargo de Matías Lanusse, lo tenía en la mira y saltaron tragamonedas desconectadas al sistema On Line que tributan de manera automática por cada apuesta.

 

Sólo la licencia de cada casino de Pinamar pueden costar hasta 20 millones de pesos. 

 

Lanusse es el mismo funcionario que le propuso a Vidal la instrumentación del cobro de entrada a los bingos para poner en funcionamiento una herramienta tendiente a asistir a las personas que sufren de ludopatía. 

 

¿Cómo? La iniciativa consiste en usar una tarjeta asignada -como sucede con la SUBE- para el pago. El plástico, si el portador lo desea, puede ser bloqueado para impedir que sea empleado en cualquiera de las 21.000 máquinas tragamonedas operativas que hay en salas de juego provinciales.

 

Pero a su vez, detecta cuántas veces ingresó a un u otro Bingo y entonces tener una estadística de cuántas veces por día, semana o mes juega.

 

El año pasado, la ley impositiva bonaerense obligó a los 46 bingos existentes a empezar a cobrar una entrada de $ 20, que se destinarán en partes iguales a las arcas de la gobernación y del municipio donde funciona el establecimiento. El procedimiento de cobro está en etapa de reglamentación; mientras tanto, el ingreso es gratis.


Mas información

Volver