Noticia

Volver

Historia de los Municipios del Conurbano 20-10-2017

Castelar - ¿Lo Sabías? - ¿Qué pasó con el Castillo Ayerza?

Castelar - ¿Lo Sabías? - ¿Qué pasó con el Castillo Ayerza?

El Castillo de Ayerza ubicado en Pedro Goyena 1990, Castelar Norte, fue declrado Patrimonio de Interés Municipal en 2009.

 

Rómulo Ayerza compró el casco de una quinta de 15 hectáreas de zona oeste en 1895, la que fue remodelando y agrandando.

 

Iba del Arroyo Morón, en aquel entonces a cielo abierto, hasta la calle Zapiola y desde la vías del ferrocarrril hasta la avenida Sarmiento. Tenía, en sus fondos una parada ferreviaria que utilizaba el personal de la familia para llegar a la quinta.

 

En las 15 hectáreas había frutales, un rosedal con flores de Luxemburgo y animales de granja.

 

La zona en ese entonces era de veraneo con un excelente clima. En el siglo XIX, el médico Nicolás Casullo presentaba a Castelar como la "Córdoba Chica". Y como tanta gente, los Ayerza se radicaban en el lugar para pasar sus vacaciones y  mejor su vías respiratorias.

 

La familia Ayerza pasó el primer verano en la "Quinta San José" el 11 de diciembre de 1896.

 

Y para no ir hasta el Arroyo Morón, se construyó una pileta, que se rellenó a la hora de rematar el predio.

 

Rómulo Ayerza, amigo del obispo de La Plata, logró que se diera misa en el lugar en la pequeña parroquia que construyó el en quinta.

 

Y a través de su hija Carmen, le cedió terrenos a las Hermanas de Las Esclavas, que luego se trasladaron a Moreno.

 

En 1933, otra parte de la "Quinta San José" pasó a manos de las religiosas del Sagrado Corazón, donde abrieron un noviciado. Y en 1945, Luis Ayerza se quedó solo con la casa, la pileta y la manzana del frente.

 

El casco principal de la "Quinta San José" se vendió en 1958 a la congregación de los Oblatos de la Virgen María quienes instalaron las primeras aulas del Instituto Inmaculada.

 

Las dos instituciones, el Sagrado Corazón y el Instituto Inmaculada, fueron parte de la "Quinta San José". ¿La diferencia? Hoy funciona el Instituto Inmaculada en lo que fue el casco de la quinta, uno de los pocos edificios que se conservan en el distrito del siglo XIX.

 

Nunca más se supo de la capillita y el portón con la reja con el nombre "Quinta San José".

 

En total,  la congregación de los Oblatos de la Virgen María  adquieren 7700 metros cuadrados que incluían la fuente y la pileta.

 

El resto fue loteado y le dio el nombre de Barrio Parque Ayerza al sector de Castelar Norte que va del Puente Lebhenson (en aquel tiempo el Arroyo Morón a cielo abierto) hasta la calle Zapiola y desde la Avenida Sarmiento hasta la Línea del Ferrocarril. 


Mas información