Noticia

Volver

Judiciales 04-01-2018

Morón: Homicidio del músico Marcelo Pécollo: No hay detenidos, a más de un año de que lo mataron a golpes

Morón: Homicidio del músico Marcelo Pécollo: No hay detenidos, a más de un año de que lo mataron a golpes

(por Sebastián Zárate).- Marcelo Fabián Pécollo había cumplido su condena por abuso sexual a menores en el Colegio Alas y Raíces de Merlo. Lo golpearon padres de las víctimas fuera de la Catedral Morón el 30 de octubre de 2016, durante un concierto, y murió el 2 de diciembre de ese año.

 

 

 

"La causa está en trámite y en proceso de identificación de los responsables. No hay detenidos".

 

Con esa frase definieron hoy en la Fiscalía General de Morón el estado de la investigación por el homicidio de Marcelo Fabián Pécollo, el trompetista de la Pequeña Orquesta Morón.

 

A Pécollo lo atacaron a golpes el 30 de octubre de 2016 fuera de la Catedral Morón en el marco de un concierto organizado por el Conservatorio de Morón Alberto Ginastera.

 

Ya se había presentado la Camerata "Alberto Ginastera" y mientras el público miraba el espectáculo de la Pequeña Orquesta Morón, quince personas ingresaron con carteles y gritando "hay un pedófilo y violador en la Iglesia y está tocando en esta orquesta". Adentro, distribuyeron fotocopias de artículos periodísticos que en 2010 informaron sobre la condena a Pécollo por abuso sexual a menores de entre tres y seis años en el Colegio Alas y Raíces de Merlo, donde Pécollo trabajaba como profesor de música.

 

El músico falleció el 2 de diciembre de 2016 en el Hospital Interzonal de Agudos Luis Güemes de Haedo. Aunque hay fotos y videos de familiares y amigos de los músicos que ejecutaban el concierto dentro de la Catedral de Morón, la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 2 de Morón todavía no pudo encontrar a los responsables, pudo confirmar hoy Anticipos.

 

Algunas de las personas que mataron a Pécollo son familiares de los chicos que la justicia señaló como víctimas.

 

En diciembre de 2010, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 2 de Morón condenó a Pécollo a 30 años de cárcel por considerarlo autor penalmente responsable de cinco casos de abusos sexuales a menores. Los jueces votaron en forma dividida: el juez Osvaldo Cedarri votó por la absolución y los magistrados Aníbal Termite y Daniel Alberto Leppen lo condenaron.

 

El proceso judicial contra Pécollo se inició en 2007 y el 3 de octubre de ese año quedó detenido. El TOC N° 2 de Morón lo condenó en 2010 y en junio de 2014 la Sala III del Tribunal de Casación Provincial lo absolvió en cuatro hechos y le redujo la pena a ocho años y seis meses de prisión que había cumplido, motivo por el cual estaba en libertad y nada le impedía tocar la trompeta en la Pequeña Orquesta Morón y participar en conciertos.

 

El día de la golpiza, Pécollo intentó escapar. Corrió pero fue sujetado por dos hombres y una mujer en el pasillo que comunica hacia el patio del Colegio Parroquial. Las tres personas lo golpearon fuertemente. Le lastimaron un ojo y la cabeza y le generaron vómitos de sangre. Todo se calmó cuando llegó la policía y una hora y media más tarde hizo lo propio una ambulancia. Un mes después, el músico de 43 años falleció. 

 

"Yo no defiendo este tipo de casos si no estoy convencido de la inocencia de la persona que defiendo", dijo en diciembre de 2016 Luis Rappazzo, abogado de Pécollo durante el proceso judicial. "Te puedo asegurar que no había nada para condenar a este chico y lo burda que fue la prueba que se armó, cada día me convencía más de su inocencia", afirmó.

 

"El voto del doctor Cedarri, por la absolución, fue impecable. De cualquier manera, otros jueces pensaron distinto y lo condenaron", sostuvo Rappazzo.

 

El único caso por el que Casación condenó a Pécollo "tampoco estaba probado", aseguró Rappazzo y agregó: "¿Cómo un abogado, sabiendo que una persona es inocente, no la va a defender?".

 

Después que se conoció la noticia del fallecimiento de Pécollo, el entonces párroco de la Catedral Morón, el sacerdote Jorge Oesterheld, dijo que lo que sucedió "es un hecho terrible" pero aclaró "yo no vi directamente quiénes fueron los que le pegaron" aunque precisó que "era un grupo de gente de padres de familia que se identificaba (con consignas) 'con los chicos no'".

 

Según dijo Oesterheld en ese momento, "el hecho es tremendo porque murió una persona y porque quienes lo mataron lo hicieron a partir de una venganza. Es un asesinato y una venganza y si vamos a empezar a resolver los conflictos que tenemos con la justicia de esta manera, evidentemente hemos llegado a un punto muy, muy grave de la vida de nuestra sociedad"


Mas información

Volver