Noticia

Volver

Tragedias - El asesinato del hijo único 09-02-2018

Morón - Castelar: Los padres de Nicolás Arroyo 7 años y 5 meses después del crimen de su único hijo

Morón - Castelar: Los padres de Nicolás Arroyo 7 años y 5 meses después del crimen de su único hijo

Pedirán en marzo una reunión con el Fiscal Matías Rappazzo para saber si el condenado Esteban Román continúa detenido y qué pasó con el delincuente que participó en el homicidio y aún continúa prófugo.

 

 

 

El próximo 1° de junio, Nicolás Arroyo cumpliría 28 años. Lo mataron a los 20. Su vida se terminó el 3 de septiembre de 2010, cuando lo asesinaron en la puerta de un kiosco de Blas Parera y William Morris, en Castelar Sur. Esa noche, Nico regresaba con un compañero de la Universidad de La Matanza, donde estudiaba Comercio Exterior. El 30 de octubre de 2012, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de Morón, condenó a Esteba Román, de 32 años, a prisión perpetua por considerarlo autor penalmente responsable de un "homicidio criminis causae", es decir, matar para lograr la impunidad de otro delito. Pero a más de 7 años del hecho, todavía hay un prófugo.

 

Anticipos dialogó con Alberto, el padre de Nico. "En marzo, después que regresemos de las vacaciones, vamos a volver a la Fiscalía para saber cómo está la causa. Queremos saber si Román continúa detenido y dónde y también vamos a solicitar información sobre el delincuente que aún continúa prófugo", dijo Alberto, que destacó el trabajo del Fiscal Matías Rappazzo, titular de la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 7 de Morón. "Siempre nos atendió muy bien y nos muchísimo antes y después del veredicto contra Román", destacó. 

 

Alberto vive con su mujer Norma Cruz en la casa de los padres de Alberto en Castelar Norte. El padre de Nico tiene 60 años. La madre, 58. Los abuelos paternos de Nico: 87 él y 82 ella.

 

- ¿Cómo sigue la vida, Alberto?

 

- Con mi trabajo en la Obra Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y siempre al lado de mi familia. Lamentablemente, tenemos que seguir porque si nos detenemos nos enfermamos. Pero es difícil porque Nico está presente una y otra vez en todos lados.

 

Alberto es entrenador de fútbol en el Club 77. Trabaja con los adolescentes que juegan en cancha de 11 y participan en torneos en zona norte y oeste del conurbano.

 

El 3 de septiembre de 2010 a las 23:00, Nico regresaba de la facultad en su Renault Clío junto a un compañero Guillermo Pastó. En Blas Parera y William Morris, se detuvieron a comprar en un kiosco. Pastó descendió del vehículo y Nico se quedó en el volante. En ese momento, llegaron dos delincuentes: uno se dirigió al kiosco y robó a una pareja. El otro, que fue Román de acuerdo al alegato que el Fiscal Marcelo Varona Quintián hizo en el juicio, se acercó al Clío, le quiso robar a Nico y le disparó en la espalda y escapó. 


Mas información