Noticia

Volver

Política 18-03-2017

Por Andrés Llinares: Morón y las elecciones 2017: Quién le saca votos a quién

Por Andrés Llinares: Morón y las elecciones 2017: Quién le saca votos a quién

El cristinismo aspira a salir "hecho". Mientras que Cambiemos desplegará una campaña local y el Frente Renovador nacionalizará su estrategia.

 

Perder una elección no es significativo. Perder la primera legislativa, sí. El único caso fue el de la Alianza en 2001, dos meses después renunciaba Fernando De la Rúa. El Presidente Mauricio Macri no se parece ni un poco al gobierno que encabezó el radical. La historia no se repite. En este caso también juega la oferta. Hasta el momento están en escena la ex Presidenta Cristina Fernández y los diputados nacionales Sergio Massa y Margarita Stolbizer que activan en tándem.

 

De acá para abajo todo es una incógnita. Pero lo que está claro es que la pelea será entre Cambiemos y el Frente Renovador/GEN porque disputan la representación del mismo sector social: los sectores populares, trabajadores y medios no/ anti kirchneristas.

 

El choque en Morón será duro. Un apellido conocido: Sabbatella está en juego. Hernán, el hermano menor del tres veces intendente encabezará la lista de concejales del cristinismo. ¿Perdonará Morón todos los reproches que le hizo al cristinismo a sólo dos años dejar el gobierno nacional? Difícil. Y eso va a repercutir en el distrito como éste que siempre se transforma en marca. Por otro lado, Hernán Sabbatella es la tercera elección que afronta. Ya perdió dos, la última, la de 2015, se le escurrió de las manos en tres meses, de mayo a agosto, cuando se consolidó Cambiemos en la provincia. Se la bancó y va por la revancha. Con cuatro concejales, el espacio sale hecho. Pierde cuatro bancas, mete cuatro y el esquema cierra porque significa que mantienen los votos.

 

La migración será de Cambiemos al Frente Renovador. Tampoco una exageración de votos. Pero muchos peronistas no kirchneristas y sectores medios autodenominados apolíticos (imposible), apoyarán a Massa frente al Gobierno Nacional que logró en 15 meses lo que pocos: que todo el mundo gane menos.

 

Muchos de los votos que en 2013 le dieron el triunfo a líder massista de Morón, Martín Marinucci (con el PRO incluído), y en 2015 al intendente Ramiro Tagliaferro, volverán al Frente Renovador.

 

Lo que baje Cambiemos en Morón, se subirá a pelo del Frente Renovador. El cristinismo tiene un techo y lo sostiene. Juega otro partido.

 

Qué tiene Tagliaferro en la manga: asfaltos, agua corriente, obras hidráulicas, expansión y democratización de las actividades deportivas, ocho postas policiales en las plazas de barrio y el metrobus que se sigue negociando traza. Tagliaferro va a despegar una campaña estrictamente local.

 

Marinucci hará lo contrario, insistir en lo percudida que está la Provincia y también Morón producto de las políticas económicas y sociales del Gobierno Nacional. Es un juego de sumas y restas entre uno y otro.


Mas información

Volver