Noticia

Volver

Policiales 14-04-2017

Castelar: Secuestraron a un matrimonio y lo liberaron en Fuerte Apache

Castelar: Secuestraron a un matrimonio y lo liberaron en Fuerte Apache

Un gerente de una concesionaria de Chevrolet fue secuestrado en la puerta de su casa junto a su mujer. Cuatro delincuentes los mantuvieron cautivos y pidieron 100 mil pesos de rescate, pero todo se frustró con la intervención de la Policía.

 

 

 

El martes alrededor de las 23:30 Jorge Guaglianone (64), y su esposa, Susana Lopardo (63) fueron interceptados por una banda de secuestradores que se movilizaban en un auto marca Honda. El matrimonio regresaba de festejar el cumpleaños de la mujer y circulaba en su automóvil, un Chevrolet Cruze.

 

Guglianone dijo que "en total eran cinco delincuentes, todos jóvenes" pero del auto "se bajaron cuatro" para traspasarlos al vehículo de la banda. El empresario contó que les empezaron "a pedir plata" y a preguntarles dónde vivían y que la primera intención de los delincuentes era ir a robar a su casa, por lo que les dieron las llaves y hacia allí se dirigieron.

 

"Bajaron, abrieron la puerta y justo venía el vecino de enfrente. Se asustaron y nos llevaron para el lado de la autopista (del Oeste). Nos fueron golpeando", relató el hombre que, según señaló terminó con puntos de sutura en la cabeza. "Llamé a mi hija pidiéndole plata y hablé con mi yerno. Pedían 100.000 pesos, pero mis hijos juntaron 40.000. Pidieron que lleven la plata a Fuerte Apache", detalló la víctima.

 

 

La familia hizo la denuncia comenzó a intervenir el fiscal federal de Morón, Hernán García, y los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón, de la policía bonaerense. El hombre explicó que su automóvil Chevrolet Cruze tiene un sistema de monitoreo satelital, pero los delincuentes lo dejaron abandonado dentro de Fuerte Apache y salieron a cobrar el rescate en el auto Honda.

 

"A mí me metieron en el baúl", relató la víctima, mientras que su esposa iba en el asiento trasero del auto de la banda. Cuando todo parecía encaminado para el pago del rescate, una de las brigadas de la Policía Federal Argentina (PFA) que patrullan la avenida General Paz advirtió movimientos sospechosos en el auto Honda y dieron la voz de alto pero recibieron como respuesta una serie de disparos.

 

En el cruce de la avenida Militar y San Ignacio de Ciudadela, se originó un tiroteo, y al menos un tiro entró por una ventanilla al auto donde estaban las víctimas, aunque no lastimó a nadie. Finalmente, la banda decidió abortar el secuestro, abandonó el auto con las víctimas, escapó a pie y logró refugiarse dentro de Fuerte Apache

 

Fuente: Diario Popular


Mas información

Volver