Noticia

Volver

A 41 años del golpe 20-04-2017

Castelar: Mural en el Sagrado Corazón en memoria de las alumnas desaparecidas durante la dictadura

Castelar: Mural en el Sagrado Corazón en memoria  de las alumnas desaparecidas durante la dictadura

Es una investigación sobre la vida y la desaparición de las estudiantes. También se recuerda a las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet.

 

 

A 41 años del Golpe de Estado, el Instituto Sagrado Corazón de Castelar inauguró un mural en memoria de las alumnas desaparecidas Graciela Maliandi, Adriana Villano, Selva Del Carmen Mopardo y Susana Pasini. 

 

Según el sitio www.castelardigital.com.ar, la construcción del mural demandó dos años de investigación, diseño y pintura. El trabajo presenta seis rostros emblemáticos para la historia del colegio, de Castelar y del país. Si bien el vínculo entre el colegio y el Programa Jóvenes y Memoria lleva ya varios años, en 2015 se planteó como objetivo la investigación sobre la vida y desaparición de las ex alumnas representadas en el mural.  Además se incluyó los rostros de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, esta última catequista de la Institución

 

"El colegio participa en el programa Jóvenes y Memoria. Es un proyecto auspiciado por la Comisión Provincial por la Memoria, organismo público que funciona  de manera autónoma y que promueve políticas públicas de memoria, promoción y protección de derechos humanos. Se viene trabajando con los alumnos de nivel secundario con la presentación de investigaciones /proyectos de distintos cursos y siempre coordinados por algún profesor", explicó a Castelar Digital Fabián Bernardo, Director de Nivel Secundario del Colegio.

 

El mural muestra en colores vivos un fondo en tonos cálidos que recuerdan un amanecer. Los pájaros en vuelo con las alas extendidas forman las facciones de las seis personas. Al centro se distinguen Graciela Maliandi, Adriana Villano, Selva Del Carmen Mopardo y Susana Pasini. 

 


"Los alumnos quisieron plasmar esta investigación en un mural que ratificara lo que en el proceso de investigación se venía trabajando: cómo colaborar desde nuestra manera de ser escuela en hacer vivir la memoria, hacer perdurar la memoria. Como una de las orientaciones de la escuela es Artes Visuales, se le dio continuidad a una experiencia de mural que se ve en la casita Javier Fernández. Se tomó una pared como un lienzo para que sea intervenida colectivamente. Se buscó cómo plasmar en la pared todo esto, con el objetivo de que esta pared nos hable, nos diga el compromiso que tenemos con la memoria, la verdad y la justicia", resumió Bernardo

 

"No se quiso que la pared evoque las sensaciones de lo más oscuro de los crímenes de lesa humanidad: tortura, secuestro de bebés, desaparición de personas. Sabemos que eso pasó, pero a partir del  logro democrático de decir 'Nunca más', quisieron entonces hablar de la vida, de lo positivo. Ahí los chicos hicieron cantidad de borradores. Queremos que hable de vida, esto pasó, forma parte de nuestra historia, no podemos permitirnos olvidar, pero de acá en adelante esta es una lucha esperanzadora", concluyó.


Mas información