Noticia

Volver

Panorama Político 19-05-2017

Por Andrés Llinares: Guiños, alianzas y gestos reagrupan la política en dirección a un nuevo escenario

Por Andrés Llinares:  Guiños, alianzas y gestos reagrupan la  política en dirección a un nuevo escenario

Ante la posibilidad de Primarias, Randazzo no habló, pero sí su flamante Jefe de Campaña, Alberto Fernández, quien ayer dijo que juega o juega.

 

 

Es insólito. Pero la polarización ahora se metió dentro del Frente para la Victoria con Florencio Randazzo actuando como el candidato que enfrentaría a Daniel Scioli. Por ahora, Cristina Fernández se "autoexcluyó". 

 

Scioli encarna el cristinismo puro y cerrado y Randazzo un peronismo frentista con vocación de conducción. Esa es la pelea. 

 

Pero la semana pasada arrancó y cerró de manera insólita. De pronto, el elegido que no fue otro que el desgobernador Daniel Scioli, el día de la marcha contra el 2 x 1 se fue a lo de Jorge Rial a contar frente a las cámaras que estaba feliz porque iba a ser papá a los 60 años. Aclaró que no iba a ser papá gracias a Karina Rabolini, que la hizo actuar de esposa durante su campaña a Presidente, sino producto de su romance con Gisela Berger. Y todo en medio de skecht: la relación con Sofía Clérici

 

El elegido tiene vocación de triunfo. Pero el campo político es como el deportivo. Se sale a la cancha y se muestra la actitud. Se puede ganar o perder. Lo que está prohibido es la farza o la comedia. Scioli ahora tiene ese problema. Ya nadie quiere a su lado al hombre que después de ningunearlo durante siete años, en 2015 casi se convirtie en San Martín para el cristinismo. 

 

Mientras, Randazzo tracciona y suma. ¿Para qué? Para que los "territoriales" vuelvan a tener peso. El análisis acá es simple. El peronismo es "voluntad de poder" y se demuestra con el manejo del territorio. 

 

El Frente para la Victoria perdió en 2013 y 2015 justamente por el avance interno de los líderes desterritorializados. Randazzo viene a retomar la tradición y suma gremios, ex FpV, y movimientos sociales como el poderoso Evita.

 

De un lado y otro están los intendentes del Grupo Fénix que lidera el Presidente del PJ, Fernando Espinoza, el hombre de la unidad. Y el más reducido Grupo Esmeralda que lideran los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham) y Gabriel Katopodis (San Martín), los hombres de las Primarias

 

El "proyecto Espinoza" tiene muy pocas chances y mucha resistencia en Morón, justamente porque en los años de  bonanza, Nuevo Encuentro desplazó de todos los espacios al FpV PJ. Ahora quieren Primarias sí o sí. 

 

Para eso trabajan la unidad interna cosa que no ocurrió en 2015 cuando el peronismo presentó dos listas en las Primarias. Si todo marcha bien, aunque esta película va a 60 fotragramas por segundo, cerrarán filas para debatir con Nuevo Encuentro qué porción del FpV le corresponde. Si Scioli sigue en carrera, ahí estará NE. Si Randazzo construye en Morón, ahí estará el PJ K. Esa es la foto a la fecha. Que puede variar. Es probable. Pero no mucho.

 


Mas información