Noticia

Volver

Hurlingham 08-10-2016

Del esplendor a las ruinas: la historia del ex Hotel Hurlingham

Del esplendor a las ruinas: la historia del ex Hotel Hurlingham

Lo que supo ser un coloso de la hotelería en la Costa Atlántica hoy no es más que reunías. Demolido a finales del año pasado, lo poco que queda del ex Hotel Hurlingham sirve sólo como un muro para propaganda política.

 

Los permanentes pedidos de los vecinos para que el Concejo Deliberante declarara de Interés Patrimonial el inmueble no fueron suficientes para salvarlo del olvido.

 

Ubicado en Boulevard Marítimo Peralta Ramos 4063 y con salida a la calle Gascón, “el Hurlingham” fue un símbolo del turismo social marplatense. Adquirido en 1948 por la Federación de Empleados de Comercio recibió grandes contingentes de turistas y hasta cambió de nombre: se llamó Eva Perón.

 

Sus salones, con amplios ventanales que daban al mar, fueron escenario de grandes eventos sociales. El gremio lo retuvo hasta 1992 cuando lo vendió a un privado. Entonces empezó su decadencia.

 

En el inicio de la década del 2000, el hotel fue alquilado a contingentes del interior del país a través de agencias de turismo. Pero en la temporada 2004/2005, ante sus serias irregularidades edilicias, fue clausurado por la Dirección de Inspección General.

 

Años más tarde, la propiedad  fue comprada en un remate por el ex presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Juan José Muñoz. Cuando el dirigente falleció en mayo del 2012, el inmueble pasó a su hijo, Facundo Muñoz.

 

La demolición se autorizó luego de que la secretaría de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de General Pueyrredón intimara al dueño por cuestiones de seguridad. Sólo la planta baja quedó en pie para intentar garantizar la preservación de los indicadores de construcción originales que en su momento permitieron la ocupación total del terreno.

 

A raíz de esto, Muñoz se comprometió con las autoridades municipales a presentar un proyecto después de la temporada. Al ser considerado ese espacio distrito de densidad media, se podría hacer una construcción de entre 7 y 8 pisos de altura.

 

Sin embargo, el futuro del predio de 8.365 metros aún es un misterio. Mientras tanto, los candidatos políticos de las principales fuerzas locales, provinciales y hasta nacionales utilizan sus muros para hacer propaganda de cara a las elecciones 2015.


Mas información